Primera visita al dentista

>> viernes, 8 de julio de 2011


El hada de los dientes
Ayer mis princesitas tuvieron su primera visita al Dentista, lo que resultó toda una aventura…

La Abita Edi (mi suegra) trabaja en el área Maxilofacial por lo que desde antes que nacieran las niñas ya había elegido a la odontopediatra que las atendería y hace rato que nos venía diciendo que ya era hora de que la visitaran. Como yo tengo que pedir permisos recurrentes en mi oficina para mis controles y como creo absolutamente que la crianza es una responsabilidad compartida esta vez fue el turno del papá llevarlas a la dentista, igual estaría mi suegra esperándolos así que la tarea tampoco sería tan difícil. 

Todo había salido excelente hasta que llegaron al Hospital donde al papá se le quedaron las llaves adentro del auto por lo que me llamó un poco molesto para darme la noticia (como si yo hubiese tenido algo que ver jajaja), afortunadamente había bajado a las niñas, o no sé si tan afortunadamente porque si hubieran estado dentro ellas mismas le hubieran quitado el seguro a las puertas jajaja Pero bueno tuvo la suerte que después lograron abrirlo y no fue necesario tomar las medidas extremas como quebrar un vidrio jajaja

Según la interrogación de rigor, mis princesitas se portaron increíble! se sentaron en el sillón, abrieron la boca y escucharon muy atentas todo lo que les dijo la dentista, que al parecer les cayó muy bien. A Leticia le costó un poco, pero cuando supo que le regalarían un sticker si se portaba bien, feliz abrió su boquita (es muy interesada).

Es primera vez que no acompaño a mis niñas a un “control” y sí, debo reconocer que me dio un poco de pena que me la guardé sin decir nada, pero creo que es necesario que los roles sean compartidos en todo ámbito, siento que tenemos que ser capaces de poder llevar a las niñas al médico o a donde sea sin tener que andar juntos y yo debo dejar de sentir que es una responsabilidad exclusivamente mía. Y la verdad? me gustó la experiencia y creo que para mi marido también fue gratificante o al menos eso fue lo que percibí. 

Mis niñas llegaron felices contándome todo lo que había pasado, diciéndome que ya no podíamos tomar bebida ni comer dulces, que teníamos que tomar agua o jugo, me mostraron cómo habían abierto la boca y me dijeron que no les había dado nada de miedo, y al acostarnos me inventaron un cuento sobre cuando Mickey Mouse y Winnie the Pooh fueron al dentista… y colorín colorado este cuento se ha terminado, pasa por un zapatito roto y mañana te cuento otro!

3 comentarios:

Carrusel de Sofía 8 de julio de 2011, 15:44  

Que bueno que fue una buena experiencia :) lo que es a mi me carga el dentista jejeje


Saludos!

100% Mamá 9 de julio de 2011, 23:26  

jajaja, es que me imagino tu cara, al escuchar la voz de tu marido diciendote lo de las llaves... jajaj porque sera que los hombre, cada vez que se mandan una embarrada lo cuentan enojados, como culpandonos, jajaj bueno pero eso ya lo conversamos via twitter, jajaja

Me alegro que les fuera bien a las niñas, parece que lo mejor que encontraron los doctores y dentistas fueron los sticker, asi chantajean como quieren a los niños, jajaja

Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la crianza es un rol que debemos compartir, jejeje

Un besote...

Bere 11 de julio de 2011, 11:26  

Eso me recuerda que también ya le toca a Gabriel visitar al dentista por primera vez, espero que también tenga stickers porque si no habrá problemas!! jajaja.

Besos a tus princesas, qué grandes se hacen en tan poco tiempo.

Sigue nuestras aventuras...

Seguidores

    © Historias de mis Princesitas Gemelas. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP