Señales

>> viernes, 8 de abril de 2011

Estoy leyendo el tercer libro de Amanda Céspedes “El Estrés En Niños Y Adolescentes”, y pienso lo importante que es aprender a notar las pequeñas y a veces imperceptibles señales que nos envían los niños cuando algo no anda bien. No deja de darme vueltas el tema del chupete, tal vez si hubiese prestado más atención no hubiéramos llegado a los niveles alarmantes de perdida de pelo que tuvo Noelia… 

Desde que mis princesas llegaron a la casa el chupete siempre estuvo presente, al principio teníamos solo 2 por lo que cuando se nos perdía uno, todos lo buscábamos como si fuera un tesoro. Llegamos a tener un frasco lleno, de todos los colores y modelos, al final daba lo mismo si se perdía uno, total repuestos teníamos por montones.
Nunca me di cuenta cuándo ese pequeño objeto que supuestamente relaja a los niños, pasó a ser el enemigo de mi hija, colapsándola de tal manera que provocaba que atentara contra ella misma. En solo cuestión de meses, Noelia se sacó el pelo de la mitad de su cabeza. 

Ahora que ha pasado el tiempo y miro hacia atrás, puedo ver señales que nunca logré captar, y siento que ella me pedía todo el tiempo que le quitara el chupete, que era como un vicio que quería dejar, pero que no tenía la valentía para hacerlo, claro, estamos hablando de una guagua a la que los propios papás le fomentaban su adicción. 

Con el paso del tiempo Noelia rompió todos los chupetes, apenas comprábamos uno, ella lo rompía enterrándoles los dientes, pero nosotros seguíamos comprando más y más, primer error. 

Cuando se sacaba el pelo, estoy completamente segura que sabía que no estaba bien porque lo escondía, apretaba su mano donde tenía el mechón y la llevaba así hasta que lográbamos abrírsela y botarle el pelo. Segundo y grave error. 

Reconozco que mi actitud fue pésima, yo sentía que lo habíamos pasado tan mal entre tanta enfermedad, que quería consentirla para que no sufriera más, y quitarle el chupete era causarle un dolor innecesario (ahora veo cuan equivocada estaba) así que cuando pasaba esta situación yo le explicaba con mil besos que eso no se hacía, que a mí me daba pena que ella se hiciera daño y lloraba de mentira o a veces no le decía nada y le cambiaba el tema jugando con otra cosa, o haciéndole cosquillas para que se olvidara. 
El papá en cambio reaccionaba mal, ver los mechones de pelo en el suelo o en su mano lo estresaba mucho, le hablaba serio y enojado diciéndole que eso no se hacía. Noelia captó enseguida que el papá colapsaba con ese tema, entonces, cuando se sentía amenazada, se llevaba la mano al pelo en señal de desafío, y como mis princesas se copian todo, Leticia tomó la misma actitud. 

Todo cambió cuando el papá tomó la decisión de llevarse el chupete, reconozco que no estaba de acuerdo pero no lo iba a desautorizar, así que con el dolor de mi corazón asumí, llevándome la gran sorpresa que Noelia no lloró, creo que si hubiese hablado en ese momento, hasta nos hubiera dado las gracias. Leticia en cambio gritó y pataleó como una loca por varios días, supongo que es lo normal que les pasa a los niños. 

Han pasado varios meses desde que el chupete dejó de ser un problema, Noelia nunca más se sacó el pelo, aunque tiene muy poquito, su cabeza se ve normal. Por mi parte, cada día trabajo y me esfuerzo por ser una mejor mamá, sé que no soy perfecta y no quiero serlo, pero sí quiero aprender a estar atenta a todas las señales que me puedan enviar mis princesas, sea para bien o para mal, aplicando toda la educación emocional que existe en mí, para evitar que situaciones como estas nos vuelvan a ocurrir.

1 comentarios:

Virgini@ 10 de abril de 2011, 18:14  

Todos tenemos la oportunidad de aprender de los errores y mucho más komo padres...
Me pasa lo mismo kon mi Hugo y sus chupos, no solemos darselo durante el día, pero cuando se tercia y lo koje por sorpresa se lo kitamos, pero va corriendo a cojer el de las nenas... una lokura :D

Sigue nuestras aventuras...

Seguidores

    © Historias de mis Princesitas Gemelas. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP