Año nuevo, vida nueva

>> martes, 3 de enero de 2012

Cada vez que se termina el año me gusta parar y echar una mirada de lo que ocurrió durante el año, me gusta fijarme propósitos y a fin de año revisar si al menos uno fue cumplido. Claramente hay situaciones que no están en mis manos poder manejar pero me gusta fijarme metas y sentir la satisfacción de que con esfuerzo logré cumplir aunque sea una.

Como acostumbro a hacerlo, semanas antes que terminara el año me puse a evaluar los resultados de mis metas 2011 y aunque logré cumplir la más importante que me había impuesto, al evaluar como había estado mi vida no me gustó lo que vi y no pude evitar sentir algo de decepción. Así que la meta más importante para este 2012 está centrada en encontrarme, descubrirme y re encantarme. 

Desde que nacieron mis princesitas mi decisión ha sido dedicarme a ellas por completo, no las estoy culpando, no me estoy justificando y no me siento mal por eso, las cosas simplemente fueron así y siento que inconscientemente fue lo que yo quise, lo que he disfrutado (un poco a regañadientes a veces por el cansancio), y lo que sin duda me ha hecho inmensamente feliz estos casi 4 años que son parte de mi vida. Pero que me ha hecho olvidarme completamente de la persona que era antes de que la maternidad llegara a mi vida. 

Sé que no está bien olvidarse de uno mismo, sé que muchos me lo han dicho incluso mi marido, pero es tan difícil pensar en mí sin sentirme egoísta. Me cuesta y como ejercicio hice una lista de las cosas que me complican, lo gracioso es que cuando la leo me doy cuenta que son puras pelotudeces y que en verdad el problema es netamente una aprensión mía, pero bueno el primer paso está dado, he reconocido (a mi pesar) que hay un problema que quiero solucionar, principalmente por mí y aunque tengo claro que jamás abandonaré a mis hijas y que si ellas me necesitan dejaré todo tirado por estar con ellas, hoy siento que si quiero y que necesito un momento MIO donde mis hijas no estén (que fuerte suena decirlo, aun sigo sintiéndome egoísta).  

Tal vez parezca una tontera pero una de mis metas es correr en las tardes y ayer fue el primer día. 
Fue difícil salir, mis princesas lloraban y me rogaban que no fuera pero puse el corazón duro y les dije que en un ratito volvía, cerré la puerta y a pesar de los llantos me fui cuestionándome si estaba haciendo lo correcto, pero una vez que me puse los audífonos todo cambió y solo estuve yo con mi música y me relaje… y a pesar que de que mi estado físico está en condiciones miserables me sentí feliz, feliz de hacer algo para mi, solo para mi…

3 comentarios:

Faith Sunflower 3 de enero de 2012, 14:13  

Y aunque te sientas egoísta, acabas de escribir lo que muchas madres sentimos. Nos descuidamos, nos ponemos de lado, primero van los hijos, y cuando decidimos ponernos primero nos sentimos mal, culpables, egoístas.
Yo, por ejemplo, me di cuenta el mes pasado, que hacia un año que no pisaba una peluquería, si, mi ultimo corte de cabello fue en diciembre 2010. Ni siquiera me he teñido el cabello, cosa que solía hacer yo misma. Me corte el cabello muy cortito en febrero 2010, y para diciembre de ese año me lo empareje a nivel de la barbilla y hasta la fecha ni un cariñito..... Y lo mismo ocurre con una manicura y una pedicura.... Que vergüenza, pero entre mi hijo, las tareas y los encargos (ya sabrás que soy repostera por cuenta propia), yo voy quedando en el fondo...
Hace un par de meses comencé a hacer algo de ejercicio, en la bicicleta estática que tengo, y voy al parque a caminar, claro, mi hijo va conmigo, no soy capaz de ir a un gimnasio y dejarlo en casa, menos de ir al parque y dejarlo.
Como dices, todo esta en nosotras mismas. Nos toca pedir entre los deseos un poco mas de fuerza de voluntad para cumplir nuestras metas.
Feliz 2012

Natalia 3 de enero de 2012, 15:02  

Hola Vicky! Tantoa días sin hablarnos. Primero te deseo un 2012 excelente, lleno de buenas sorpresas y oportunidades.

En segundo lugar quiero que sepas que habemos otras que hemos pasado por el proceso que estás comenzando, y que no es nada fácil.

Ago ocurre en nuestros cuerpos, corazones y entorno que no basta con tomar la decisión de retomarse para hacerlo. Al menos, a mí me ha costado muuuucho y he debido ponder mucho esfuerzo en ello. Te diría que recién hace un año siento que avanzo de verdad. Antes me quedaba en las buenas intenciones pero luego sentía que seguía siendo sólo mamá, y eso me frustraba, me hacia sentir unidimensional, me hacía echarme de menos.

Tenle paciencia a la Vicky. A ella no le va a ser fácil recordar quién era... Y probablemente nunca encuentre a la que fue... Descubrirá a una nueva mujer, mucho más grande, más generosa, más sabia y más viejita, jejejeje!

Mucha suerte y energía para lograr tu propósito.

Un abrazo enorme!!!

Vicky 3 de enero de 2012, 17:41  

Hola Faith tanto tiempo!!!
Que difícil es darse una ventanita para una misma, y que difícil es entender que no tiene nada de malo y que no dejamos de amar ni nos volvemos malas madres por tener un momento propio.
Vamos que se puede al menos una vez al mes que tengamos un ratito sin preocupaciones.
Feliz 2012 y que cumplamos nuestras metas. Un abrazo

Natalia, siiiiiii tantos días, el fin de año llegó con todo...
Yo también te deseo que tu año venga cargado de éxitos, que sea muy próspero y lleno de luz.
Me he acordado tanto de tí con esto de tener un tiempo para mi, por tus post se que te ha costado pero también nos has demostrado que nada es imposible y que sí se puede.
No es fácil mirarse y no encontrarse, es triste ver que queda muy poco de mi antiguo yo. Pero hoy esto es lo que soy y quiero re encantarme conmigo misma tal vez con pequeñas cosas, imperceptibles pero que para mi sin duda seran tremendos logros y talvez el próximo año hasta corra una maratón jajajajaj

Te mando un abrazo enorme y ojalá que este año salga el sushi :O ajajaja

Sigue nuestras aventuras...

Seguidores

    © Historias de mis Princesitas Gemelas. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP