Nuestra lactancia

>> viernes, 11 de febrero de 2011



El otro día leí que Penélope Cruz no amamantaría a su hijo por un tema de estética, la verdad es que me pareció insólito, pero bueno, cada quien es responsable de criar como mejor le parece a sus hijos, aquí va mi experiencia con la lactancia.

Mi producción de leche fue espectacular, en la clínica estaban sorprendidos porque prácticamente llenaba 2 mamaderas pequeñas de leche cada 4 horas y era una leche amarilla, rica… Cuando pude amamantar a mis niñas fue increíble, la primera vez lloré de emoción, al principio lo hacía de forma separada ya que eran demasiado pequeñas y me costaba tomarlas juntas, pero al cabo de unos días,  cada 4 horas nos conectábamos las tres al mismo tiempo. Era feliz con esa conexión, sentía que volvíamos a ser una, tocándonos, sintiéndonos, traspasándonos amor…

Mis princesas tomaron “relleno” desde que nacieron, nuestro pediatra nos explicó que lo mejor era ir alternando porque mi leche no daría abasto, así que no me compliqué demasiado, lo principal era que subieran de peso ya que cuando nos salimos de la clínica no pesaban los 2 kilos, y como además del “relleno” también tomaban mi leche, lo que según yo era  punto importante en nuestro apego, me sentí bastante tranquila.

Luego de 3 meses, mis niñas no quisieron tomar más mi leche, lo que fue un tremendo golpe. La  hora de la lactancia se convirtió en una tortura tanto para ellas como para mí, yo trataba de obligarlas que mamaran, obteniendo como resultado un llanto de desesperación de ellas y de frustración mío. Se convirtió en un momento tan pero tan desagradable, que cada vez que se acercaba la hora de “amamantar” me comenzaba a doler el estómago porque sabía lo que se venía… Hasta que lo conversamos con nuestro pediatra  y un día no les di más mi leche.

Fue una tristeza tan grande, sentía que mis princesas me habían rechazado,  pero ahora que lo pienso, mis hormonas deben tener gran culpa en esa dramática reacción y entiendo las risas de nuestro doctor cuando le conté angustiada lo que me pasaba.

Nuestra lactancia duró menos de lo esperado, pero en mi corazón guardo la satisfacción de haber disfrutado al máximo cada uno de esos momentos.

8 comentarios:

Sol 11 de febrero de 2011, 13:21  

que lindos recuerdos, el apego es lo más importante entre una madre e hijo, y hay mujeres que la verdad no estan ni ahí.....yo orgullosa di pecho hasta los 10 meses :).
Si algunos entendieran lo importante que es el periodo de lactancia que distinto sería...no entiendo como les cuesta tanto entenderlo y que el proyecto de postnatal de 6 meses cueste tanto que se apruebe, los parlamentarios no estan ni ahí :(, sólo fueron promesas para ganar unos cuantos votos......que pena la verdad!

Sandra 11 de febrero de 2011, 14:47  

Qué historia tan bonita. No sólo admiro a las madres que han tenido gemelos sino aquellas que además han decidido dar el pecho. Un maravilloso sacrificio ¿verdad? Entiendo perfectamente tu sentimiento de rechazo cuando tus pequeñas dejaron el pecho. Cuando mi hijo mayor con 18 meses dejó de repente la lactancia materna porque yo estaba embarazada (no lo sabía) me pasé un fin de semana deprimidísima y llorando.

Mina 11 de febrero de 2011, 14:49  

Yo no entiendo las risas de tu Dr. Me parece que tu reacción fue la más sensata del mundo. Habías invertido mucho esfuerzo e ilusión en algo que para tí era importantísimo. Y lo hiciste a contracorriente, porque no disponías del apoyo adecuado.

Hiciste todo lo posible y, cuando llegó el momento de dejarlo, te sentías frustrada ¿hay algo más natural que eso?

Felicidades por esos 3 meses de lactancia materna, que no es poco

Vicky 11 de febrero de 2011, 15:04  

Sol: si a mi también me hubiese gustado dar más y si sobre todo para los hombres es un tema que nunca podrán entender al final nos volvemos un cacho cuando somos madres, que feito.

Sandra: muchas gracias, yo pensaba que era una exagerada, porque lloré mucho. Me encantaba, nunca tuve dolor, mucha leche todo ideal excepto que ellas no quisieron tomar más y automáticamente no tuve mas leche.

Mina: Pienso que se reía de lo exagerada que fui, porque le decia que las niñas no me querian y que por eso no querian de mi leche, él se reia y me decia que ellas no cachaban lo que era querer, que se habian acostumbrado a la mamadera porque era más facil y que cuando estuvieran mas grandes me iba a dar cuenta lo mucho que me querian, bueno dicho y hecho...

Besos para las tres y feliz fin de semana.

Bere 11 de febrero de 2011, 20:24  

También leí ese comentario de que Penélope Cruz no iba a dar pecho, no se si sea un chisme, pero si es cierto es bastante tonta. Yo al Gabrielito todavía no logro destetarlo!! jaja, y mira que ya cumplió dos años. En realidad ya no lo hace por hambre, sino por apego, digo yo, porque come de todo, y toma leche aparte. La verdad es que este tema del destete me ha costado trabajo con él, pero tampoco me parece molesto, al contrario. En cuanto a lo estético, amamantar te hace perder peso más rápido, y en cuanto a los pechos, con todo y el tiempo que llevamos no los veo tan mal, jeje. Y en el caso de ella, si se operan por cualquier cosa, por qué no darle pecho a su bebé, y luego operarse?
En fin, ella se lo pierde. Bravo por ti que pudiste darle 3 meses a tus pequeñas, según la pediatra me decía que ella se conformaba con 3 meses porque es cuando su sistema inmune se forma, mientras toman defensas de la leche materna...

CuriosiJaz 11 de febrero de 2011, 20:31  

Hermosos recuerdos, que bueno que pudiste darles a tus pequeñitas esos tres meses de leche materna y que lo disfrutaron. Saludos.

madredemellizos 12 de febrero de 2011, 6:43  

Valiente decisión la de dar pecho a las niñas. En mi caso, realmente no quise atreverme, soy una persona muy nerviosa y sabía que dado mi carácter iba a resultar complicado, puede que adoptase la postura más cómoda, pero entendí que sería la más acertada para la tranquilidad familiar. En cuanto a la crianza cada madre toma su decisión. Tienes toda la razón, para bebés de bajo peso(los mios lo fueron también)el mejor alimento es la leche materna, y sé perfectamente que se pueden amamantar dos. Admiro tu decisión!

Vicky 14 de febrero de 2011, 9:29  

Muchas gracias a todas, realmente para mi fue un periodo hermoso.

Sigue nuestras aventuras...

Seguidores

    © Historias de mis Princesitas Gemelas. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP