Un Súper-Doctor

>> miércoles, 23 de marzo de 2011

Siempre supe que cuando tuviera hijos el pediatra que los atendería sería quien fuera MI pediatra, con el que tengo una relación un poquito más allá de paciente-doctor algo que me hace sentir muy afortunada. 

Cuando nací, en el puerto de San Antonio, estuve muy grave, ningún médico encontraba la razón de mi gravedad, por lo que les dijeron a mis papás que era mejor que se despidieran y no se hicieran ilusiones de recuperación tenía tan solo 13 días de nacida, pero apareció en mi camino quién me salvara la vida y de quien estaré agradecida eternamente. Supongo que estaba recién recibido porque no es un anciano como generalmente cree la gente cuando digo que era mi pediatra jajaja El doc. Jorge C. tomó mi vida en sus manos y fue quien descubrió una infección urinaria contagiada en la unidad de neonatología que me tuvo al borde de la muerte, desde ese día nació un cariño especial entre los dos, me atendió hasta los 15 años, fue a mi matrimonio y apenas supe que estaba embarazada lo llamé para contarle y obviamente informarle que sería él el encargado de velar por la salud de mis pequeñas desde su nacimiento. 

Al contrario como les pasa a la mayoría de los niños, a mis princesas les encanta ir a su consulta, es más cuando se sienten mal o se pegan me dicen que tenemos que ir al doctor y que lo llame, lo que me causa mucha gracia. Me gusta que sea así, cercano, preocupado, amoroso. Me gusta que nos dé medicamentos sólo cuando es necesario, que no exponga a las niñas con exámenes para todo, que no me haga ir a verlo cada vez que las niñas se sienten mal ya que con sólo decirle los síntomas él sabe lo que tienen y nunca se ha equivocado. Me gusta saber que puedo llamarlo a cualquier hora y que siempre estará dispuesto a ayudarnos aunque sea de madrugada (lo tengo más que comprobado). 

Nuestro pediatra, es de esos pediatras antiguos, de esos que sí le importa la vida y la felicidad de sus pacientes y no las lucas como la mayoría de los médicos de hoy en día, de esos que estudiaron pediatría porque aman a los niños, de esos que te saluda con un abrazo y no con un movimiento de cabeza, de esos que se queda pegado mirando a las niñas y me dice que no puede creer lo grandes que están. Nuestro doctor es un súper doctor!

9 comentarios:

Sandra 23 de marzo de 2011, 14:23  

Tienes mucha suerte de haber encontrado un pediatra así. En mi familia hay muchos médicos y siempre defendemos la parte humana, junto con la profesional, claro está.

Eva 23 de marzo de 2011, 15:31  

ummm que bien y que suerte!!! siempre es bueno tener una persona de cofianza en estos temas...

madredemellizos 23 de marzo de 2011, 15:36  

La verdad es que un pediatra agradable y de buen trato reconforta muchísimo. Ya sabemos que la profesionalidad es independiente del carácter de la persona, pero en cuestión de niños se agradece la simpatía! La pediatra que tienes mis mellizos tambíen es muy atenta y agradable, se le nota que le gusta su trabajo. Me alegro de que esteis todos bien!

Vicky 23 de marzo de 2011, 15:43  

Hola Chicas, me parece que es muy importante el tema de los pediatras, sobre todo cuando uno es primeriza. Lo importante es sentirse en confianza y segura con su atención y que sean amorosos con los peques.

tersina 23 de marzo de 2011, 17:50  

Vaya suerte que tienes!!! El pediatra de mis hijos también es una persona entregada,se le nota que le gusta lo que hace,pero tanto cómo venir a mi boda o llamarlo a horas que no sea de consulta como que no jejejeej....por eso,vaya suerte que tienes!!!!

Evelyn 23 de marzo de 2011, 17:59  

no lo puedo creer... yo te veo diariamente llevando a tus hijas al jardín... desde que eran bebe yo soy compañera de Erika, además el tío Jorge estuvo en mi parto que pequeño es el mundo... y si es un súper héroe

Mami Wendo y Constanza 23 de marzo de 2011, 22:24  

muy afortunada con tu pediatra. Ya quisiera uno así!
un beso para tus princesas

100% Mamá 23 de marzo de 2011, 22:55  

Asi mismita es la pediatra de mis hijos, me encanta que mi hija diga: voy donde mi amiga la dra. martina, jejej, me encanta que los conzca y cuando la llame por fono, incluso una vez de brasil, no tenga que darle referencia de quienes son mis hijos, pues tan solo al nombrarselos sabe perfectamente quienes son. Me fascina tambien que varias veces me ha dicho: traela en 2 dias a control y no compres el bono sino ven directamente a mi oficina, o si aveces debo ir de urgencia, me hace un especio para verlos, porque nunca tiene horas para el dia....

nada mejor que tener a un medico que te de confianza y tenga carisma con los niños...

me tinca que escribire una entrada sobre ella, me aguantas el plagio?, jajaja

un beso

Vicky 24 de marzo de 2011, 9:28  

Que importante es sentir que los médicos que cuidan las salud de nuestros hijos les gusta su trabajo y que en verdad existe una preocupación por los niños.

Evelyn: Hablame cuando me veas porque no sé quién eres jajajaja que nivel capáz que haste te salude jajaj

Somos afortunadas Pame porque me parece que cuesta encontrar hoy en día pediatras así :) tenemos que cuidarlos, oye y na' que ver lo del plagio jajajajajaja (son bromas, como me preguntas eso jaja)
ahhhhhhh te cuento que el lunes va un Fono al jardín.
Besos

Sigue nuestras aventuras...

Seguidores

    © Historias de mis Princesitas Gemelas. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP