Educación Emocional

>> miércoles, 16 de marzo de 2011

Por esas casualidades llegó a mis manos el libro: Niños Con Pataletas, Adolescentes Desafiantes, y la verdad es que me lo devoré. Me habían hablado mucho de Amanda Céspedes, incluso cuando Noelia estuvo con el tema del pelo, con mi esposo buscamos la forma de atendernos con ella pero no tuvimos resultados, y ahora sin querer llegó a mí, este libro que constituye el primero de una trilogía que espero leer completa. 

En el libro, se explica a través de muchos casos y de una forma muy simple, cómo identificar las razones, además de cómo tratar las pataletas en los niños y la rebeldía en los adolescentes, lo que me hizo sentir identificada en muchos momentos, reflexionando sobre la forma en que estamos educando a nuestras princesas.

Nadie nos enseña a ser padres, y no me cabe ninguna duda de que todos los que amamos esta hermosa labor, tratamos de hacerlo de la mejor forma posible, no por esto, sin cometer errores. Dudo que existan los padres o los hijos ideales, es más, creo que sería bastante fome tener una vida perfecta, sin tropiezos, sin discusiones, sin aprendizaje, pero a mi juicio, lo importante es lograr identificar cuando estamos fallando, ser humildes para aceptar nuestros errores y esmerarnos en ser cada día mejor en bien de nuestros hijos, de nuestra familia y de nosotros mismos.

Sí, quiero criar a mis princesas bajo una educación emocional, donde predomine el amor, la comprensión y la dulzura. Se viene una larga tarea por delante, porque reconozco que me cuesta mucho el tema de los límites y cuando digo no, muchas veces  al segundo se me escapa un sí, pero tengo la tranquilidad que sin haber leído nada antes, vamos bien encaminados.

Quiero terminar este post con un trozo del libro que me ha hecho reflexionar: 
"Padres, profesores, abuelos, nanas, todos los adultos, podemos bucear en las profundidades del alma infantil si lo hacemos con suavidad y despojándonos de todo prejuicio. Una vez que el corazón del niño nos ha entregado su mensaje de enojo, frustración, miedo, dolor, sus sentimientos de minusvalía, de rencor, de intolerable sometimiento, debemos preguntarnos si ese tsunami no estará siendo provocado y acrecentado por nuestra actitud, nuestros prejuicios y nuestras convicciones erradas acerca de la niñez y la adolescencia. Si comprobamos que estamos cometiendo errores debemos enmendarlos en forma gradual, paciente y entusiasta, por cuanto nosotros, los adultos, somos los modelos de nuestros niños. Ellos emulan nuestras conductas porque, cuando son pequeños, las consideran acertadas. Pero más tarde, ya convertidos en adolescentes, las desprecian, porque desde su capacidad crítica se dan cuenta cabal de nuestros errores y se alejan de nosotros no sin antes hacernos ver con crudeza su decepción." Amanda Cespedes-.

8 comentarios:

100% Mamá 16 de marzo de 2011, 16:14  

he visto ese libro un monton de veces en las librerias y he estado tentada a comprarlo otras mil veces, al final no lo he echo, pues no quiero leer algo que me diga que he echo todo mal, jajajaj que miedo....

Mami Wendo y Constanza 16 de marzo de 2011, 16:16  

Suena que es un libro interesante, nadie puede decirnos cómo criar a nuestros hijos porque cada niño es muy distinto pero siempre sirven de guía estos libros.
Que tengas un lindo día y saludos para esas princesitas

Vicky 16 de marzo de 2011, 16:33  

jajajajaja Pamela que eres divertida, si reconozco que igual en algún momento hice pucheros y dije por mi culpa, por mi culpa jajajaj Pero bien si igual uno la embarra y se deja manipular, pero habla de la flexibilidad también :D

Mami Wendo: si es verdad nadie puede decirnos como criar, pero estas guias ayudan harto porque puedes mirar las realidades desde lejos y verte reflejada en algunos casos y asi si haces las cosas bien puedes hacerlas mejor cierto? :D Besitos para Tí y para Constanza.

Bere 16 de marzo de 2011, 17:07  

Jajajaja, Pamela es tremenda... ahora también yo tengo miedo de leerlo!!

madredemellizos 16 de marzo de 2011, 18:37  

Como dices es muy importante saber identificar dónde estamos fallando, pero creo que es complicado saberlo, muchas veces dudamos en consentir o limitar los caprichos de nuestros hijos.

Mamá Blue! 16 de marzo de 2011, 21:00  

pues voy a darme una vuelta por una libreria de aca a ver si lo consigo

gracias!

Vicky 17 de marzo de 2011, 9:36  

Hola Marta: Si, sabes que eso es algo que me gustó del libro, que como muestra muchos casos te vas identificando con algunos y te vas dando cuenta de tus fallas o mejor dijo en lo que puedes mejorar en realación a la crianza o como actuar en ciertas ocaciones. Me gustó mucho.

Hola Sofía: Tú eres de Buenos Aires no?, ojalá lo encuentres y después comentamos ;)

Besos!

Sigue nuestras aventuras...

Seguidores

    © Historias de mis Princesitas Gemelas. Friends Forever Template by Emporium Digital 2009

Back to TOP